Cómo limpiar una moqueta correctamente

Cómo limpiar moqueta

La limpieza de una moqueta puede parecer una tarea ardua, pero con los métodos adecuados, lograrás que luzca como nueva. La clave está en seguir unos pasos sencillos y utilizar los productos correctos. Desde nuestra empresa de limpieza en Madrid, te enseñaremos cómo limpiar una moqueta de forma eficiente y sin complicaciones, incluso en situaciones difíciles. ¡Sigue estos consejos y mantén tu moqueta impecable!

3 métodos infalibles para limpiar una moqueta

Existen diversos métodos que se pueden aplicar a la hora de limpiar una moqueta, dependiendo del nivel de suciedad y de las herramientas disponibles. A continuación, te presentamos las 3 técnicas más efectivas para que tu moqueta quede impecable. 

Cómo limpiar moqueta muy sucia

Cuando tu moqueta acumula mucha suciedad, es momento de realizar una limpieza profunda. Sigue estos pasos:

  1. Aspira a fondo la moqueta a fin de eliminar el polvo, la suciedad superficial y los residuos sueltos. Asegúrate de pasar la aspiradora varias veces en diferentes direcciones, capturando la mayor cantidad de suciedad posible.
  2. Prepara una solución de agua tibia y detergente neutro. Mezcla bien hasta obtener espuma.
  3. Utiliza una esponja o un cepillo suave que te permitan aplicar la solución sobre la moqueta. Frota suavemente en movimientos circulares, asegurándote de no empapar demasiado la moqueta.
  4. Enjuaga con agua limpia utilizando un paño o una esponja. Procura eliminar todo el exceso de jabón, evitando que se acumule suciedad en el futuro.
  5. Deja secar completamente la moqueta antes de volver a pisarla. Puedes acelerar el proceso utilizando ventiladores o abriendo las ventanas.

Cómo limpiar una moqueta a fondo

Así mismo, si quieres una efectuar una limpieza a fondo de tu moqueta, te recomendamos:

  1. Aspirar minuciosamente la moqueta por ambos lados. Si es posible, mueve los muebles con el fin de acceder a todas las áreas de la moqueta.
  2. Aplica un producto específico para limpieza de moquetas siguiendo las instrucciones del fabricante. Asegúrate de elegir un producto adecuado al tipo de fibra de tu moqueta.
  3. Utiliza una máquina de limpieza de moquetas. Estas máquinas inyectan una solución de agua y detergente en la moqueta y luego la aspiran, eliminando la suciedad y los residuos. Si no dispones de una máquina, puedes alquilarla o contratar los servicios de profesionales que sepan cómo limpiar una oficina y otros espacios con moquetas.
  4. Deja secar completamente la moqueta antes de volver a pisarla o colocar los muebles. El tiempo de secado varía según la humedad y la ventilación del espacio.

Cómo limpiar moqueta sin aspiradora

Si no dispones de una aspiradora, no te preocupes. Puedes limpiar tu moqueta siguiendo estos consejos alternativos:

  • Sacude la moqueta al aire libre a fin de eliminar el polvo y la suciedad suelta. Cuélgala en una línea de ropa o sobre una barandilla y golpéala suavemente con una escoba o una varilla para aflojar la suciedad.

  • Utiliza un cepillo de cerdas duras que te permita cepillar la moqueta en profundidad. Trabaja en secciones y cepilla en diferentes direcciones, levantando la suciedad incrustada.

  • Aplica un limpiador de vapor o un paño húmedo para refrescar y limpiar la moqueta. Deja que la moqueta se seque completamente antes de pisarla.

  • Utiliza una solución de agua tibia y detergente suave para limpiar manchas o áreas específicas de la moqueta. Aplica la solución con una esponja o un paño, frota suavemente y enjuaga con agua limpia.

Cómo limpiar una moqueta con productos caseros

Si buscas alternativas económicas y efectivas para limpiar tu moqueta, no necesitas invertir en costosos productos especializados. Muchos ingredientes comunes que probablemente ya tengas en casa son muy útiles a la hora de eliminar manchas, olores y suciedad de tus moquetas. A continuación, te presentamos algunas soluciones caseras.

Limpiar moqueta con amoniaco

El amoniaco es conocido por su capacidad de eliminar manchas y olores de las moquetas. Para utilizarlo de manera segura y efectiva, sigue estos pasos:

  1. Diluye una parte de amoniaco en tres partes de agua tibia. Asegúrate de realizar esta mezcla en un área bien ventilada.
  2. Aplica la solución sobre la mancha con un paño limpio o una esponja. Evita empapar demasiado la moqueta.
  3. Frota suavemente la mancha desde los bordes hacia el centro hasta que desaparezca.
  4. Enjuaga con agua limpia utilizando otro paño o esponja para eliminar cualquier residuo de amoniaco.
  5. Deja secar bien la moqueta antes de pisarla.

Recuerda siempre probar la solución de amoniaco en una pequeña área poco visible de la moqueta antes de aplicarla en la mancha. Asegúrate de no dañar o decolorar las fibras.

Limpiar moqueta con bicarbonato

El bicarbonato de sodio es un ingrediente altamente eficaz para limpiar y desodorizar moquetas. Si quieres aprovechar sus beneficios, sigue estos pasos:

  1. Espolvorea una generosa cantidad de bicarbonato de sodio sobre toda la superficie de la moqueta, especialmente en las áreas con manchas u olores.
  2. Deja que el bicarbonato actúe durante varias horas o, idealmente, toda la noche.
  3. Aspira a fondo la moqueta a fin de eliminar el bicarbonato y la suciedad adherida.
  4. Si es necesario, repite el proceso en áreas específicas que requieran una limpieza más profunda.

Además de eliminar los olores y la suciedad, el bicarbonato de sodio ayuda a prevenir la aparición de ácaros y otros alérgenos en tu moqueta.

Limpiar moqueta con fregona

Aunque no es el método más convencional, puedes utilizar una fregona a la hora de limpiar tu moqueta si no dispones de una aspiradora o una máquina especializada. Sigue estos pasos:

  1. Prepara una solución de agua tibia y detergente suave en un cubo. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante del detergente para diluirlo correctamente.
  2. Sumerge la fregona en la solución y escúrrela bien, procurando no empapar demasiado la moqueta.
  3. Pasa la fregona por la moqueta en movimientos suaves y uniformes, asegurándote de cubrir toda la superficie.
  4. Enjuaga la fregona en agua limpia y vuelve a escurrirla antes de pasarla nuevamente por la moqueta para eliminar cualquier residuo de jabón.
  5. Deja secar la moqueta antes de pisarla o colocar muebles sobre ella. Puedes acelerar el proceso de secado utilizando ventiladores o abriendo las ventanas para mejorar la circulación del aire.

Ten en cuenta que este método puede dejar la moqueta más húmeda. Por eso, es importante asegurarse de que se seque completamente, ya que si queda húmeda genera moho y malos olores.

Productos especiales para limpiar moquetas

Actualmente, existen diversos productos específicos para la limpieza de moquetas que te ayudan a obtener resultados óptimos. Algunos de los más efectivos son:

  • Espumas secas: se aplican sobre la moqueta, se dejan secar y luego se aspiran. Son ideales para una limpieza rápida y sencilla, ya que no requieren enjuague.

  • Champús para moquetas: estos productos se diluyen en agua y se aplican con una máquina de limpieza o una esponja. Generan una espuma capaz de penetrar en las fibras de la moqueta, eliminando la suciedad y dejándola suave. 

  • Polvos absorbentes: son polvos que se esparcen sobre la moqueta, se dejan actuar durante unos minutos y luego se aspiran. Eliminan olores y manchas, dado que absorben la suciedad y la encapsulan para facilitar su eliminación.

Productos para limpiar moquetas en seco

Si prefieres evitar el uso de agua en la limpieza de tu moqueta, opta por productos en seco como los siguientes:

  • Compuestos absorbentes: se esparcen sobre la moqueta, se dejan actuar durante el tiempo indicado y luego se aspiran. Absorben la suciedad, los olores y las manchas sin necesidad de mojarse. 

  • Esponjas mágicas: estas esponjas se frotan suavemente sobre las manchas y la suciedad, eliminándolas sin necesidad de agua. Son ideales en el tratamiento de áreas específicas o manchas difíciles. 

Estos productos son ideales si necesitas limpiar espacios donde hay gente permanentemente, sin causar molestias ni interrupciones. Aquí, te recomendamos que leas nuestro post sobre cómo limpiar oficinas con gente trabajando y apliques nuestros consejos.

7 trucos para limpiar moqueta

Por último, te compartimos algunos trucos adicionales a fin de mantener tu moqueta en perfecto estado:

  1. Limpia los derrames y manchas lo antes posible a fin de evitar que se fijen en las fibras de la moqueta. Utiliza un paño limpio o una toalla de papel que te permita absorber el exceso de líquido y luego aplica una solución de limpieza adecuada.
  2. Utiliza tapetes en las entradas y áreas de alto tráfico, evitando así que la suciedad y la tierra se acumulen en la moqueta. Asegúrate de limpiar los tapetes regularmente.
  3. Aspira tu moqueta al menos una vez por semana, o con mayor frecuencia en áreas de alto tráfico. Esto ayudará a prevenir la acumulación de polvo, suciedad y alérgenos que dañen las fibras.
  4. Realiza una limpieza profunda de tu moqueta cada 6 meses, o cuando notes que se ve sucia o desgastada. Puedes contratar los servicios de un profesional o alquilar una máquina de limpieza de moquetas.
  5. Trata las manchas y los olores de inmediato utilizando productos específicos para moquetas, o soluciones caseras como el bicarbonato de sodio o el vinagre blanco diluido.
  6. Evita caminar sobre la moqueta con zapatos sucios o mojados. Coloca un tapete en la entrada para que los invitados puedan limpiarse los pies antes de entrar.
  7. Cepilla regularmente la moqueta con un cepillo de cerdas suaves.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad para saber cómo limpiar una moqueta de manera efectiva. Con los métodos, productos y consejos que hemos compartido, podrás mantener tus moquetas limpias, frescas y en excelentes condiciones. ¡Pon en práctica estos consejos y disfruta de moquetas impecables!

Artículos relacionados

Crespo Mantenimientos

Área Privada