Cómo limpiar los cristales de las ventanas por fuera

Cómo limpiar los cristales de las ventanas por fuera

¿Quieres disfrutar de la luz natural que entra por tus ventanas, pero te preocupa la suciedad acumulada en los cristales? No te preocupes, aquí te enseñamos paso a paso cómo limpiar los cristales de las ventanas por fuera para dejarlas relucientes y transparentes.

Como empresa de limpieza en Madrid, entendemos que la higiene de los cristales revitaliza el entorno de tu hogar o tu lugar de trabajo. Por eso, queremos compartir contigo los mejores consejos para que tus ventanas brillen con luz propia.  

Antes de empezar: preparación y momento adecuado

Antes de limpiar los cristales de las ventanas por fuera, es fundamental que dediques unos minutos a preparar todo lo necesario y a elegir el momento más apropiado. 

Una buena preparación y planificación te ayudarán a obtener los mejores resultados y a hacer que el proceso sea más eficiente y menos estresante. A continuación, te indicamos los pasos a seguir para que comiences con buen pie.

Prepara los materiales necesarios

Lo primero que debes hacer es reunir todos los elementos que necesitarás para la limpieza de cristales. Asegúrate de tener a mano los siguientes materiales:

  • Cubo o recipiente grande
  • Agua tibia
  • Jabón neutro o limpiacristales
  • Esponja suave o paño de microfibra
  • Escurridor de goma
  • Toallas de papel o paños secos.

Tener todo preparado de antemano te permitirá trabajar de manera más eficiente y evitará interrupciones innecesarias durante el proceso de limpieza.

Elige el momento adecuado

Otro factor clave a tener en cuenta antes de comenzar a limpiar los cristales de las ventanas por fuera es el momento del día y las condiciones climáticas. Para obtener los mejores resultados, te recomendamos elegir un día nublado o con poco sol directo. Si intentas limpiar las ventanas bajo el sol intenso, el líquido de limpieza se secará rápidamente, dejando marcas y rayas en el cristal. 

Además, evita limpiar las ventanas en días con viento fuerte, ya que esto hace que la suciedad y el polvo se adhieran nuevamente a la superficie recién limpiada. Si es posible, elige un día con clima tranquilo y sin previsión de lluvias. De esta forma, trabajarás cómodamente y obtendrás resultados duraderos.

Paso a paso: cómo limpiar los cristales de las ventanas por fuera

Una vez que hayas preparado todos los materiales necesarios y elegido el momento adecuado, es hora de ponerse manos a la obra. En otro artículo, te enseñamos cómo limpiar los cristales de las ventanas. Ahora aprenderás específicamente cómo limpiar los cristales de las ventanas por fuera siguiendo este sencillo instructivo. 

Recuerda que si en algún momento sientes que la tarea es abrumadora o peligrosa, siempre puedes contar con la ayuda de profesionales especializados.

1. Limpia el marco y el alféizar

Antes de limpiar el cristal, comienza por quitar el polvo y la suciedad acumulada en el marco y el alféizar de la ventana. Utiliza un cepillo suave o una aspiradora para eliminar los residuos sueltos. 

Si el marco es de PVC o aluminio, consulta nuestra guía sobre cómo limpiar ventanas de PVC o cómo limpiar ventanas de aluminio. Allí encontrarás consejos específicos.

2. Prepara la solución de limpieza

En un cubo o recipiente grande, mezcla agua tibia con unas gotas de jabón neutro o limpiacristales. Evita usar detergentes agresivos o abrasivos que dañan el cristal.

3. Lava los cristales

Sumerge una esponja suave o un paño de microfibra en la solución de limpieza y escurre ligeramente. Comienza a limpiar el cristal desde la parte superior, realizando movimientos en forma de «S» o «Z». Asegúrate de cubrir toda la superficie del cristal, incluyendo las esquinas y los bordes.

4. Retira el exceso de agua

Utiliza un escurridor de goma para retirar el exceso de agua y evitar que se formen charcos en el alféizar. Pasa el escurridor por toda la superficie del cristal, desde la parte superior hasta la inferior, asegurándote de que no queden gotas.

5. Seca los cristales

Si quieres lograr un acabado perfecto y sin marcas, utiliza toallas de papel o paños secos para pulir los cristales. Pasa el papel o el paño por toda la superficie del cristal, aplicando una ligera presión. No olvides secar también el marco y el alféizar a fin de evitar que se forme moho o se acumule la humedad.

Consejos adicionales

  • Si tus ventanas tienen manchas difíciles o incrustadas, utiliza una mezcla de vinagre y agua para eliminarlas. Mezcla partes iguales de vinagre blanco y agua tibia en un spray, rocía la solución sobre las manchas y déjala actuar unos minutos antes de limpiar con una esponja.

  • Evita que los insectos se adhieran a los cristales, añadiendo unas gotas de aceite esencial de menta o citronela a la solución de limpieza.

  • Para las ventanas de difícil acceso, el limpiacristales con mango extensible es tu mejor aliado.

  • La limpieza de oficinas requiere una atención especial, considera contratar a profesionales si quieres garantizar un acabado perfecto.

Esperamos que esta guía te haya servido para aprender cómo limpiar los cristales de las ventanas por fuera de manera efectiva. Con los materiales adecuados, una técnica correcta y algunos consejos adicionales, podrás disfrutar de ventanas limpias y brillantes que dejen entrar la luz natural en tu hogar. Si necesitas ayuda profesional, no dudes en contactar a Crespo Mantenimientos, tu empresa de limpieza en Madrid de confianza.

Artículos relacionados

Crespo Mantenimientos

Área Privada