Cómo limpiar ventanas correderas por fuera sin riesgo

Cómo limpiar ventanas correderas

¿Quieres saber cómo limpiar ventanas correderas de forma segura y eficaz? Mantener los cristales relucientes es esencial para aprovechar al máximo la luz natural en tu hogar u oficina. Sin embargo, sabemos que te preocupa poner en peligro tu seguridad a la hora de limpiar este tipo de ventanas por fuera.

Como empresa de limpieza en Madrid, te mostraremos los mejores métodos y consejos para que puedas conseguirlo sin correr riesgos innecesarios. ¡Sigue leyendo y descubre cómo lograrlo!

Cómo limpiar ventanas correderas sin quitarlas

Una de las ventajas de las ventanas correderas es que no es necesario quitarlas a la hora de limpiarlas. Puedes hacerlo dentro de tu casa, sin tener que subirte a una escalera o a un andamio. Esto es especialmente útil a la hora de realizar limpieza de oficinas, donde la seguridad y eficiencia son esenciales.

Eso sí, tendrás que tener en cuenta algunos aspectos importantes si quieres hacerlo bien y sin riesgo. Estos son los pasos que debes seguir:

Limpia los marcos y los carriles

  • Lo primero que debes hacer es limpiar el polvo y la suciedad que se acumula en los marcos y en los carriles de las ventanas. 

  • Usa un trapo seco, una aspiradora o un cepillo de cerdas suaves. Así evitarás que se ensucien los cristales cuando los limpies.

Limpia los cristales por ambos lados

  • Para ello, utiliza un limpiacristales comercial o una solución casera de agua y vinagre

  • Aplica el producto con un pulverizador y pasa un paño de microfibra o un papel de periódico por toda la superficie. Hazlo con movimientos circulares y sin dejar marcas. 

  • Repite el proceso en el otro lado de la ventana, deslizando el cristal hasta el extremo opuesto.

Seca bien los cristales

  • Por último, seca bien los cristales con otro paño o papel limpio y seco. Así evitarás que se formen manchas o rayas. Si ves que quedan restos de suciedad o de producto, repásalos con un poco de alcohol. Este paso clave en la limpieza de comunidades de vecinos, dado que garantiza un acabado impecable y prolonga la vida útil de las ventanas.

Siguiendo estos pasos, podrás limpiar tus ventanas correderas sin quitarlas, de forma segura. Ten en cuenta que este método solo es válido en ventanas que se puedan deslizar completamente y estén a tu alcance. Si no es tu caso, sigue leyendo para saber cómo quitar ventanas correderas y limpiarlas de un modo seguro.

Cómo quitar ventanas correderas para limpiar

Si tus ventanas correderas no se pueden deslizar completamente o están muy altas, tendrás que quitarlas para limpiarlas por fuera. Esto es un poco más complicado y peligroso, por lo que te recomendamos que lo hagas con cuidado y ayuda de otra persona. Estos son los pasos que debes seguir:

Saca el cristal con cuidado

  • Abre la ventana hasta el máximo que te permita el carril. 

  • Luego, levanta el cristal por la parte inferior y sácalo hacia ti con cuidado. Ten en cuenta que el cristal puede ser pesado y que puede caerse si no lo sujetas bien. Por eso, es mejor que lo hagas con ayuda de otra persona y que uses guantes y gafas de protección.

Colocar el cristal sobre una superficie plana y protegida

  • Una vez que hayas sacado el cristal, colócalo sobre una superficie plana y protegida, como una mesa o una manta. 

  • Límpialo por ambos lados con el mismo método que te hemos explicado antes: limpiacristales o agua y vinagre, paño o papel, y alcohol si es necesario.

Volver a colocar el cristal en su sitio

  • Después, coloca nuevamente el cristal en su sitio, siguiendo el proceso inverso. Es decir, introduce por la parte superior del carril y bájalo hasta que encaje. 

  • Luego, deslízalo hasta el extremo opuesto y cierra la ventana. Comprueba que la ventana funciona correctamente y que no queda ningún hueco o ruido.

De esta forma, podrás quitar y poner tus ventanas correderas para limpiarlas por fuera. Recuerda que este método puede ser difícil y arriesgado, sobre todo si las ventanas son grandes o están muy altas. 

Por ello, te aconsejamos que lo hagas con precaución y que, si no te ves capaz, recurras a una empresa de limpieza profesional. Estas organizaciones cuentan con recursos y personal capacitado que saben bien cómo limpiar los cristales de las ventanas.

Consejos adicionales para una limpieza efectiva

  • Evita limpiar los cristales bajo la luz solar directa, ya que el calor genera que la solución de limpieza se seque demasiado rápido y deje marcas.

  • Si tienes manchas resistentes en los cristales, utiliza una pasta de bicarbonato de sodio y agua para eliminarlas suavemente.

  • No olvides limpiar también los marcos y los rieles de las ventanas correderas, pues allí se acumula mucha suciedad.

  • Realiza la limpieza de cristales con regularidad para mantenerlos en óptimas condiciones y facilitar el proceso cada vez.

Ahora que ya sabes cómo limpiar ventanas correderas de manera segura y efectiva, es hora de que pongas en práctica cada uno de los consejos que hemos visto en este artículo.

Siguiendo estas recomendaciones, lograrás mantener tus ventanas relucientes y prolongar su vida útil. ¡No esperes más para disfrutar de una vista perfecta a través de tus ventanas correderas!

Artículos relacionados

Crespo Mantenimientos

Área Privada